Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, a través del análisis de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Consulte nuestra Política de Cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

[ X ] CERRAR

Estas en Zona de Prensa Rojo y en botella

ROJO Y EN BOTELLA

28 julio 2017

El Conector Biológico de Can Fenosa: un tesoro natural en la planta de Barcelona

Conector biológico Can Fenosa


La planta de Coca-Cola European Partners en Barcelona, una de las de más grandes de la compañía y puntera por innovación, productividad, seguridad laboral y excelencia en sus procesos, alberga también una joya medioambiental: el Conector Biológico de Can Fenosa.

 

Se trata de un conector que facilita la circulación de animales y la conservación de la vegetación entre la Sierra Litoral y el río Besòs, en su paso por la zona del Polígono Industrial de Can Fenosa en el municipio de Martorelles.

 

Con el objetivo de concretar las características técnicas que posibilitaran una buena funcionalidad del conector, se encargó al Estudio de Ramon Folch, consultoría experta en eficiencia energética, medio ambiente y sostenibilidad, el diseño básico de éste con el objetivo de implantar un conjunto de actuaciones que favoreciesen su potencialidad como conector biológico.

 

Los criterios básicos que se consideraron para el diseño de este conector fueron las dimensiones del mismo, los viales que deberían cruzarlo por encima y por abajo, las vallas interiores de la finca y las especies de animales que deberían utilizarlo.

 

En base a estos criterios, el conector presenta una longitud de 1.400 m y una anchura que oscila entre 45 y 60 m. Se han construido 2 pasos de fauna inferiores de uso exclusivo para la fauna en la carretera BV-5001 (ctra. de la Roca), en combinación con un vallado adecuado de tipo cinegético, con una malla más pequeña en la base y más grande en la parte de arriba, para impedir el acceso de los animales a la calzada. También se ha construido un puente que cruza el conector a la altura de la calle Verneda. Este puente tiene forma de viaducto con el objetivo de permitir que el paso inferior disponible para la fauna tenga la misma anchura que el propio conector, de manera que no se produzca ningún estrechamiento en este punto, también presenta una anchura inferior a los 7/8 metros para evitar el fenómeno del efecto túnel. Así mismo, se ha construido un túnel dentro de la planta para dar continuidad al conector que ha sido separado físicamente de la planta mediante vallas. Se ha construido una laguna a la parte final del conector antes de llegar al rio Besòs que, además de aumentar la biodiversidad y tener funciones propias como hábitat de especies acuáticas y aves, consolida la integración de la parte final del conector con el ambiente del rio Besòs.

 

El último paso era la vegetación del conector. Para ello, se contó con la colaboración de Acció Natura, ONG dedicada a la conservación de la biodiversidad, para definir el proyecto de plantación. El objetivo de esta última actuación era conseguir que el conector garantizase la continuidad de los hábitats conectados. Por este motivo, la estructura y la composición de la vegetación refleja aquella existente en los dos ambientes que se necesitan conectar, la Sierra litoral y el rio Besòs.

 

Dispone además de cajas nido para favorecer la nidificación de la fauna avícola y en la laguna se habilitó un mirador de acceso libre que convierte la zona en un espacio donde el visitante puede ser más consciente de su entorno y aumentar sus conocimientos en materia de educación ambiental.

 

Además, Acció Natura ha colaborado con Coca-Cola European Partners haciendo seguimiento de la fauna y flora, el mantenimiento del conector y aportando asesoramiento técnico. Colaboran en el proyecto, asimismo, los Ayuntamientos de Martorelles y Montornès del Vallès, donde se ubica planta.

 

¿Por qué una laguna es una muestra más del compromiso ambiental de Coca-Cola?

 

El agua es un recurso de incalculable valor. Su ahorro es un pilar fundamental en la estrategia ambiental de Coca-Cola European Partners, junto con la gestión de los envases, el clima y la agricultura sostenible. Pero el compromiso de Coca-Cola se extiende más allá de estas premisas y pretende devolver a la naturaleza cada gota de agua consumida en el embotellado de sus bebidas.

 

En este sentido, el Conector de Can Fenosa ha sido reconocido como Environmental World Best Practice por su gestión del agua, entre otros motivos. Su laguna recibe el agua exclusivamente de la depuradora de la propia planta. Cada día, unos 80 m3 de agua residual depurada son destinados a la laguna para mantener el nivel que se pierde por la evaporación. El resto va a parar a la red de saneamiento pública.

 

Como explica Ana Callol, directora de responsabilidad corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, proyectos de este tipo influyen positivamente en el entorno y aportan valor a nuestras comunidades: “El conector es una experiencia pionera en un entorno industrial y nuestra planta es puntera y única en la conservación de espacios naturales dentro del Sistema Coca-Cola. En todas las visitas recibidas en la planta se explica la función e importancia del conector.”


← Volver al listado de noticias

NUESTRAS CLAVES, NUESTRA INSPIRACIÓN